El estrés es parte de la vida, y no necesariamente es malo. El estrés forma parte de nuestros mecanismos de supervivencia. Sin embargo, la llamada Respuesta de Lucha o Huída cuando no es manejada correctamente o se prolonga en el tiempo puede afectar nuestra salud.

 

El estrés no necesariamente es la causa de ciertas condiciones, pero puede empeorar los síntomas asociados a algunas condiciones, dice Richard Lang, Presidente de Medicina Preventiva y Vicepresidente del Instituto de Wellness. Cuando los síntomas físicos empeoran, pueden también incrementar el nivel de estrés de la persona, resultando en un círculo vicioso.

 

El estrés puede hacer cosas “extrañas” en tu cuerpo tales como:

 

Afectar tus músculos y articulaciones. El estrés puede causar dolor, rigidez o inflamación, así como espasmos musculares. Puede contribuir a exacerbar los brotes de artritis, fibromialgia y otras condiciones. Esto es porque el estrés reduce tu nivel de tolerancia al dolor.

 

Afectar tu corazón y pulmones. Demasiado cortisol, que es la hormona del estrés, puede hacer que condiciones asociadas al corazón y los pulmones empeoren. Esto incluye enfermedades cardiovasculares, infartos, hipertensión y asma. No obstante, si experimentas dolor en el pecho o palpitaciones, acude con un especialista.

 

Afectar tu piel y propiciar la caída de cabello. Si tienes algún problema de la piel como eczema, rosácea o psoriasis, el estrés puede agravarlo. También puede conducir a la urticaria y al prurito, sudoración excesiva e incluso la pérdida del cabello.

 

Afectar tu estómago. El aparato digestivo es muy sensible al estrés, y sus síntomas pueden ir desde dolor, gases, diarrea o inflamación hasta cuestiones más complejas como el Síndrome de Intestino Irritable o el Reflujo Ácido.

 

Afectar tus hombros, cabeza y quijada. Los doctores llaman a este el “Triángulo de la tensión”. El estrés puede agravar la cefalea tensiones, la rigidez en el cuello, y provocar “nudos” y espasmos en tu cuello y hombros. También puede contribuir a los desórdenes de la articulación temporomandibular.

 

Afectar tu sistema inmunológico. Necesitas un sistema inmunológico fuerte para combatir la enfermedad, pero el estrés puede debilitar las defensas de tu organismo. Puede hacerte más propenso a contraer resfriados o gripa. Puede también empeorar condiciones autoinmunes como el lupus y otras.

 

Afectar tu salud mental. El estrés puede provocar síntomas de depresión y reducir tu entusiasmo por actividades que anteriormente disfrutabas, desde hobbies hasta el sexo. Las personas tienden también a comer peor y ejercitarse menos cuando están estresados, lo cual agrava los síntomas de estrés.

 

Sentirse deprimido a causa del estrés no representa un fracaso personal. Nos sucede a la mayoría, por lo que no deberíamos temer pedir ayuda. Podemos tratar los síntomas, dice el Dr. Lang, pero la clave es encontrar y tratar la causa del problema.

 

Traducido y adaptado de 7 Strange Things Stress can do to your body

En Transforma tu Estrés te ayudamos a controlar el estrés y a mejorar tu calidad de vida. Consúltanos.