Pese a que los programas de Salud y Bienestar (Wellness) iniciaron hace por lo menos una década, la popularidad de estos programas hoy en las empresas es creciente. Antes, se pensaba en ellos únicamente como programas de Fitness, pero en la actualidad son mucho más que eso.

Los programas de bienestar ahora son parte de un paquete de beneficios no solo de las grandes compañías,sino que ya se implementan en las empresas medianas y pequeñas.

La implementación correcta de este este tipo de programas proporciona a los colaboradores  incentivos, herramientas, apoyo social, privacidad y estrategias para adoptar y mantener comportamientos saludables. Es tan importante su impacto en la salud y bienestar de quienes trabajan en las organizaciones que el Dr. Steven Aldana, CEO de WellSteps considera que los lugares de trabajo, son ahora los centros de prevención de enfermedades crónicas de los Estados Unidos:

Los sitios de trabajo están haciendo más para prevenir, detener e incluso revertir enfermedades crónicas que cualquier otro grupo. Los hospitales son excelentes en el tratamiento de enfermedades y son buenos para la detección temprana de la enfermedad, pero no hacen mucho en cuanto a la prevención de enfermedades.

 

Una responsabilidad corporativa

El Dr Aldana apunta

No conozco ningún sitio de trabajo que busque activamente el papel de ser expertos en prevención de enfermedades. Los empleadores han sido empujados a esta posición. Realmente no quieren hacerlo. Preferirían fabricar y vender productos, proporcionar servicios, entregar los bienes y servicios para los cuales están diseñados. Sin embargo, los lugares de trabajo están haciendo más prevención de la enfermedad y el bienestar que cualquier otra entidad en la sociedad de hoy.

Si pensamos en el paquete de beneficios tradicional, apunta el Dr. Aldana como los planes de jubilación o pensión, atención médica, tiempo libre remunerado o la licencia de maternidad, estos están diseñados para ayudar a su organización a reclutar y mantener empleados calificados. Sin embargo, no hay un solo estudio publicado que demuestre que ofrecer estos beneficios como un efecto mensurable en la capacidad de su sitio de trabajo para reclutar o mantener a los trabajadores. Se otorgan porque se consideran importantes, pero no hay estudios que los avalen.

Por el contrario, los programas de bienestar se han estudiado durante décadas. Existen cientos y cientos de rigurosas evaluaciones científicas del impacto de los programas de bienestar. Hay más investigaciones sobre el impacto de los programas de bienestar que cualquier otra cosa que haga su empresa.

Tenemos una enorme cantidad de datos muy sólidos que muestran los beneficios de tener un programa de bienestar.

 

Tan solo el Dr. Aldana, científico en este campo, ha publicado 75 artículos de investigación sobre el impacto de los programas de bienestar en el lugar de trabajo. Y de su trabajo derivan estas 7 importantes razones:

 

1. Los programas de Salud y Bienestar (Wellness) mejoran la conducta de los colaboradores

El objetivo de estos programas es el cambio de conducta. Pero para lograrlo, se requiere educación, habilidades, motivación, herramientas adecuadas y el apoyo social adecuados. Los programas de bienestar son buenos para ayudar a las personas a adoptar y mantener comportamientos saludables. Este es quizás el mayor beneficio de tener un programa de bienestar.

Los comportamientos saludables conducen a menores riesgos para la salud, y los menores riesgos para la salud provocan menos enfermedades crónicas. Con menos enfermedades crónicas, los empleados tienen menos costos de atención médica.

No obstante, no todos los programas de bienestar pueden mostrar resultados positivos. Los que están bien organizados y siguen modelos efectivos de cambio de comportamiento muestran los mejores resultados.

“Una golondrina no hace verano”

Los programas exitosos son aquellos que ayudan a las personas a tener comportamientos saludables no por unos días o semanas, sino mantenerlos durante años.

Algunas de las conductas observadas en los colaboradores en cuyas compañías tienen programas de salud son los siguientes:

  • Comen alimentos más saludables y porciones más pequeñas
  • Hacen más ejercicio
  • Fuman menos y no beben en exceso
  • Usan el cinturón de seguridad con más frecuencia
  • Son muy buenos para controlar su estrés

Los programas de bienestar también pueden ayudar a aliviar la depresión y los síntomas de la depresión, así como a mejorar la satisfacción con la vida. Incluso la American Heart Association ha completado una extensa revisión de la capacidad de los programas de bienestar para mejorar la salud y reducir el riesgo cardiovascular.

 

2. Los programas de Salud y Bienestar (Wellness) reducen elevados riesgos a la salud

La glucosa en sangre elevada, el colesterol alto en sangre y la presión arterial alta son riesgos a la salud muy importantes y casi todos son causados por dietas poco saludables y falta de actividad física. Pero comer y hacer ejercicio son comportamientos. Con este tipo de programas, en tan solo seis semanas, los riesgos para la salud pueden mejorar dramáticamente. Y los beneficios verse hasta 6,12 e incluso hasta 18 meses después del comienzo de estos programas.

Los programas de bienestar son una excelente manera de ayudar a los empleados y sus cónyuges a evitar riesgos elevados para la salud.

 

Un estudio particular que examinó a casi 200,000 participantes de bienestar y mostró que 5 de cada 7 riesgos de salud mejoraron después de un año.

No obstante, hay una debilidad que tienen casi todos los programas de bienestar: Después de 30 años de evaluar docenas y docenas de programas, ha quedado claro que es difícil o imposible lograr que grandes grupos de empleados alcancen y mantengan un peso corporal saludable. La epidemia de obesidad es causada por una variedad de factores culturales y ayudar a los colaboradores a perder peso es uno de los retos más importantes hoy día.

Aunque reconoce que no son del todo efectivos para perder peso y mantener dicha disminución, el Dr. Aldana señala que en algo contribuyen este tipo de programas: La obesidad sería aún peor de lo que es actualmente.

Es posible que los programas de bienestar no ayuden a sus empleados a alcanzar un peso corporal saludable, pero parece que están ayudando a sus empleados a dejar de aumentar de peso

 

3. Los programas de Salud y Bienestar (Wellness) reducen los costos del cuidado de la salud

Pese a reconocer también la dificultad de estas mediciones, debido a que no son fáciles de hacer y tardan años en completarse, se establece que  la reducción de los costos de atención dependerá de cuán efectivo es realmente el programa.

Tener un almuerzo ocasional y aprender sobre nutrición o simplemente hacer un examen biométrico no será suficiente para mover la aguja del costo de la atención médica.

Casi todos estos estudios de retorno de la inversión (ROI) muestran un retorno de la inversión positivo. Investigadores de Harvard publicaron recientemente otro resumen de la investigación de ROI de bienestar.

Entre los 22 estudios diferentes que analizaron los programas de bienestar y los costos de atención médica, el retorno promedio de la inversión fue de 3,27. Esto significa que por cada dólar que se gastó en el programa, la compañía ahorró $ 3,27 debido a los costos de atención médica reducidos.

Un ejemplo es el siguiente: Después de cuatro años de la implementación de un programa, este sitio de trabajo está gastando menos en costos de atención médica que antes del inicio del programa. Por cada dólar que gastaron en bienestar, ahorraron $ 3.3.

Cualquiera que todavía piense que los programas de bienestar no mejoran la salud, está eligiendo ignorar por completo cientos de artículos de investigación científica que dicen lo contrario.

 

4. Los programas de Salud y Bienestar (Wellness) mejoran la productividad

Se estima que el costo asociado al Presentismo debido a la mala salud de los empleados es por lo menos de 2 a 3 veces mayor que los gastos directos de atención médica. Si bien el costo estimado del presentismo disminuye el costo de la atención médica, no recibe el mismo nivel de detalle entre los empleadores preocupados por controlar los costos directos de la mala salud de los colaboradores.

Dentro de las diversas razones por las cuales los empleados tienen baja productividad se encuentra la mala salud. De acuerdo a una investigación reciente publicada por Population Health Management:

  • Los fumadores tenían un 28% más de probabilidades de presentar alto presentismo que los no fumadores.
  • Los colaboradores con una dieta poco saludable tenían un 66% más de probabilidad de tener alto presentismo que aquellos que regularmente comían granos enteros, frutas y vegetales.
  • Los colaboradores que no ejercitaron mucho tenían un 50% más de probabilidades de tener alto presentismo que los empleados que ejercitaban regularmente.
  • Los empleados que sufren de dolor de cuello / espalda tienen un 79% más de probabilidades de presentar alto presentismo que los empleados que no tienen dolor de cuello / espalda.

Estos hallazgos demuestran que las malas conductas de salud están fuertemente asociadas con altos niveles de presentismo. Los malos comportamientos de salud finalmente conducen a riesgos de salud elevados y enfermedades crónicas.

 

5. Los programas de Salud y Bienestar (Wellness) pueden disminuir el ausentismo

Más de 50 documentos han analizado las conexiones entre los programas de bienestar en el lugar de trabajo y la reducción del ausentismo. Los sitios de trabajo con programas integrales de bienestar pueden experimentar un ausentismo reducido debido a que sus colaboradores:

  • Tienen buenos comportamientos de salud
  • Pueden controlar su estrés
  • Tienen una presión arterial, colesterol y glucosa saludables
  • No tienen sobrepeso u obesidad

Cualquier programa de bienestar que pueda reducir el ausentismo experimentará un ahorro de costos. Los investigadores de Harvard analizaron el ROI de los programas de bienestar ya que relacionan el ausentismo y demostraron que por cada dólar que los programas de bienestar gastan en bienestar, pueden ahorrar $ 2.73 y reducir el ausentismo.

Pero hay otra razón por la cual los programas de bienestar pueden tener un gran impacto en el ausentismo. Los empleados que tienen una moral alta son significativamente menos propensos a ausentarse del trabajo.

 

6. Los programas de bienestar pueden ayudar a mejorar el reclutamiento y la retención de empleados

El Dr. Aldana acepta que no hay datos científicos publicados que demuestren que los programas de bienestar tendrán un impacto significativo en el reclutamiento y retención de colaboradores.  Pero un buen salario y un rico plan de beneficios, entre los cuales se incluya membresía gratuita en el gimnasio, clínicas de salud en el lugar de todas las variedades y NO prima de seguro. ¿No suena genial?

Todas las grandes compañías de software / tecnología están ofreciendo bienestar con sus planes de beneficios. Hacen esto porque todos luchan entre ellos para contratar y retener la mejor fuerza de trabajo posible. Un paquete de beneficios rico hace que sea más fácil obtener los mejores empleados.

 

Y aunque sus efectos en el reclutamiento no han sido probados, los programas de bienestar parecen tener un fuerte impacto en la retención. Un buen programa de bienestar puede ayudar a mantener a los empleados leales.

Cuando un empleador ofrece un programa de bienestar a sus empleados, la compañía dice: “Creemos que usted es una parte importante de esta organización y queremos que esté saludable, feliz y empleado aquí durante mucho tiempo”. Cuando le ofrece a sus colaboradores un programa de bienestar, les está mostrando que se preocupa por ellos.

 

7. Los programas de Salud y Bienestar (Wellness) crean y ayudan a mantener una alta moral de los empleados

Con la implementación de estos programas, los colaboradores son obviamente más saludables, pero lo más importante: son más felices. Y esto es algo que puede ser difícil de evaluar.

Cuando le ofrece a sus empleados un programa de bienestar, les está diciendo que los respeta, que confía en ellos y que desea ayudarlos a tener éxito en la vida. Los empleados tienen una alta moral de los empleados cuando se les permite ser creativos, resolver problemas, sentirse seguros y apreciados, desarrollar la autoestima y alcanzar metas y aspiraciones personales. Los empleados están felices cuando tienen una sensación de control sobre sus vidas y su salud.

En mi opinión, esta es una de las razones más poderosas para tener un programa de bienestar

 

De manera realista, a sus empleados no les importa su problema de costo de atención médica, se preocupan por su propia felicidad. Sus empleados no comparten sus preocupaciones sobre la productividad o el ausentismo. Se preocupan por tener un trabajo gratificante y agradable.

Si consideramos la pirámide de necesidades de Maslow, un programa de bienestar ayuda a los colaboradores a alcanzar todas sus necesidades, tanto físicas, sociales y emocionales.

Cuando todo está dicho y hecho, sus empleados quieren sentirse amados y apreciados, y es cuando realmente pasan cosas buenas en el trabajo. La productividad aumenta, el servicio al cliente es sobresaliente, los problemas se resuelven y las personas se vuelven creativas. Les gusta venir a trabajar, aprecian a su empleador, trabajan mejor con los demás, y tienen una gran moral de los empleados.

 

Agradecemos al Dr. Steven Aldana el permiso para la traducción y adaptación de este artículo

 

Contáctanos!