Dime qué comes pero también cuánto estrés tienes

Dime qué comes pero también cuánto estrés tienes

Rosario es una excelente asistente, conoce a profundidad el negocio y siempre se esmera en realizar su trabajo, pues en sus propias palabras, si un trabajo no está bien hecho “no valió la pena hacerlo”. Los diferentes jefes que ha tenido en la compañía coinciden en su evaluación, sin embargo todos están de acuerdo en que lo único que empaña sus evaluaciones son sus eventuales llegadas tarde o inasistencias.

 

Rosario tiene una condición que ella llama “penosa” y de la cual le resulta difícil hablar con sus superiores. Ella tiene Síndrome de Intestino Irritable.

 

El Síndrome de Intestino Irritable o como antiguamente se le conocía, la Colitis Nerviosa, forma parte de las enfermedades gastrointestinales,  y se refiere a la inflamación del colón o intestino. Se trata de una condición multifactorial funcional que suele iniciar en la adolescencia tardía o adultez joven y se presenta de manera crónica o recurrente a lo largo de la vida.

 

Al decir Síndrome, hacemos referencia a un Conjunto de Síntomas. Multifactorial se refiere a que es causada por varios factores y Funcional significa que al analizar el intestino, no existen anomalías estructurales o visibles en él, sino que la alteración ocurre a nivel de su funcionamiento.

 

Se trata de un padecimiento universal que afecta más a las mujeres que a los hombres: entre una y tres mujeres por cada hombre se ven afectadas por este padecimiento y llega a representar hasta el 40 por ciento de los diagnósticos en Gastroenterología. Esto quiere decir que aunque los hombres también pueden padecerlo, este síndrome es más frecuente en mujeres.

 

Lee 8 fórmulas antiestrés para mamás que trabajan

 

Dentro de los distintos factores o causas que le provocan, se sabe que la genética así como el estrés sufrido durante la infancia, pueden representar factores de riesgo para el desarrollo del SII en etapas posteriores. Otros factores que pueden disparar este síndrome en la vida adulta son las infecciones, las cirugías, los antibióticos, la dieta y el estilo de vida.

 

Lee 7 cosas extrañas que puede hacer el estrés en tu cuerpo

 

Debido a la comunicación entre el cerebro y el intestino, el ESTRÉS puede disparar o agravar los síntomas. El enojo, la ansiedad o la tristeza pueden intensificar el dolor y las molestias. Esta relación entre los factores emocionales y los síntomas pueden ser evidentes o no.

 

Algunos rasgos de personalidad como la tendencia al perfeccionismo, así como los factores hormonales en el caso de las mujeres pueden también contribuir de manera importante.

 

 

El segundo cerebro

 

Pero no solo nuestras emociones afectan el funcionamiento de nuestro intestino. También el funcionamiento intestinal podría influir en la manera en cómo nos sentimos. Expresiones como “sentir mariposas en el estómago”, que utilizamos cuando nos sentimos nerviosos o excitados tiene que ver con la actividad nerviosa de nuestro intestino, llamado también “segundo cerebro”, el cual contiene cien millones de neuronas, más que en la espina dorsal o el sistema nervioso periférico, señala Michael Gershon, profesor de Patología y Biología Celular de la Universidad de Columbia, y autor del libro “El segundo cerebro” cuya investigación se ha enfocado en el sistema nervioso denominado entérico.

 

La multitud de neuronas del sistema nervioso entérico nos permite ‘sentir’ el mundo interno de nuestro intestino y sus contenidos… equipado con sus propios reflejos y sentidos, el segundo cerebro puede controlar el comportamiento intestinal independientemente del cerebro superior

 

Otro investigador de la Universidad de California UCLA, David Geffen, señala que

 

Una gran parte de nuestras emociones están probablemente influenciadas por nuestros nervios en el intestino

 

Aunque el trastorno gastrointestinal puede agitar los estados de ánimo, el bienestar emocional cotidiano puede depender de los mensajes que el segundo cerebro envía al cerebro superior. Por ejemplo, la estimulación eléctrica del nervio vago -un tratamiento útil para la depresión- puede simular estas señales, dice Gershon.

 

La serotonina producida por el sistema nervioso entérico podría tener un papel relevante y sorprendente en enfermedades como la osteoporosis, el autismo, la esclerosis múltiple y en general la mediación de la respuesta inmune.

 

Tratamiento

 

Algunas de las recomendaciones para mejorar lo síntomas del Intestino Irritable son

  • Cambios en el estilo de vida que incluyan reducción de cafeína y lácteos así como alimentos que contribuyan a la inflamación
  • Agregar más fibra a la dieta, así como aumentar el consumo de agua
  • No fumar
  • Aprender a relajarse o controlar el ESTRES
  • Medicación

 

Dentro de las alternativas no farmacológicas, el Entrenamiento en Biofeedback de Temperatura y Variabilidad del Ritmo Cardiaco podrían ayudar debido a la relación de este padecimiento con la respuesta de estrés. En ambos casos, la persona aprende  a identificar las situaciones que agravan los síntomas y a controlarlas por medio del entrenamiento.

 

 

En Transforma tu Estres  nos interesa tu salud física, mental y emocional. Contáctanos!

 

 

Referencias:

 

Irritable Bowel Syndrome

Think Twice: How the Gut’s “Second Brain” Influences Mood and Well-Being

Cómo ayudar a los adultos mayores a manejar el estrés

Cómo ayudar a los adultos mayores a manejar el estrés

El estrés en los adultos mayores puede tener distintas causas: padecer una enfermedad crónica, la pérdida del cónyuge, cuidar de él cuando se encuentra enfermo, el retiro de la vida productiva o jubilación, y cambios en la dinámica familiar son tan solo algunas de ellas.

 

Otra causa de estrés importante tiene que ver con el recuento de sus vidas. De acuerdo a Erik Erikson, a partir de los 60 años comenzamos a cerrar ciclos en nuestra vida y a integrar todos ellos en un recuento coherente, dándole a esa totalidad un significado y aceptando las experiencias vividas.

 

Pese a que la muerte todavía se encuentra lejos, los adultos mayores se preparan para ella, de ahí que la integración de las experiencias vividas sea tan importante: si se considera que la propia vida ha tenido sentido la crisis de esta edad será superada con éxito, de lo contrario, las personas mayores entrarán en una etapa de desesperación, de angustia por sentir que desperdiciaron oportunidades en su vida y temor a la muerte.

 

El sueño, es una actividad que también se ve afectada a medida que avanzamos en edad, y aunque los requerimientos son menores, las personas adultas pueden entrar en desesperación y estrés por no poder dormir. Dentro de las alternativas disponibles para tratar el insomnio en los adultos mayores, el Colegio Americano de Medicina ha recomendado la Terapia Cognitivo Conductual sobre la medicación, para corregir los patrones de sueño y los pensamientos negativos asociados a éste.

 

Síntomas de estrés en los adultos mayores

 

Algunos síntomas de estrés que pueden presentarse en ésta como en otras etapas son:

 

  • Dolores de cabeza y espalda
  • Indigestión
  • Palpitaciones
  • Dificultad para concentrarse
  • Indecisión
  • Llanto
  • Nerviosismo
  • Irritabilidad

 

Asimismo el estrés crónico puede empeorar la diabetes al causar elevación de los niveles de glucosa, la hipertensión arterial y eleva el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y depresión, de ahí que sea importante buscar ayuda.

 

Estrategias para el manejo de estrés en adultos mayores

 

Algunas estrategias que pueden ayudar a los adultos mayores a manejar el estrés son:

 

1. Comprometerse en un actividad física regular. Dependiendo de su condición, los adultos mayores pueden practicar diversas disciplinas como el Tai Chi o la Yoga, gimnasia, natación, entre otras.

 

2. Entrenamiento en asertividad. Dentro de las estrategias cognitivo- conductuales, tomar un curso de asertividad les permitirá expresar sus necesidades y manejar los conflictos.

 

3. Unirse a un grupo ya sea para trabajar alguna problemática en particular, por ejemplo, un duelo, o como forma de mantenerse socialmente activo.

 

4. Cuidar de una mascota. Varios estudios apoyan la idea de que tener un animal de compañía puede aliviar el estrés. En el caso de los adultos mayores solo hay que tomar en consideración lo que implica en términos de cuidado y económicos el ser dueño de una mascota.

 

5. Mantenerse mentalmente activos. Leer, juegos de mesa y aprender, mantienen el cerebro de las personas mayores en buen estado y retrasan la aparición de procesos neurodegenerativos.

 

6. Inscribirse a un programa de cuidado de la salud integral. Dichos programas pueden ser útiles a cualquier edad, pero hay algunos diseñados especialmente para personas de la tercera edad.

 

7. Escuchar música. La música tiene innumerables beneficios para las personas desde el vientre materno hasta las de avanzada edad; en el caso de los mayores, la música puede evocar recuerdos altamente placenteros que disminuyan el dolor tanto físico como emocional

 

Lee La música y sus beneficios para la salud

 

8. Bailar. Como la música, el baile puede ser una actividad que permita a los adultos mayores evocar gratos recuerdos y aliviar el estrés, pero también les permite mantener su flexibilidad y agilidad tanto física como mental.

 

Lee Quieres tener un mejor cerebro? Baila

 

9. Pasar tiempo con ellos. La pérdida del cónyuge, familiares o amigos de la misma edad, puede provocar en las personas mayores una profunda tristeza, así como sentimientos de soledad y angustia. Pasar tiempo con ellos puede ayudarles a distraerse y no sentirse tan solos.

 

10. Escucharlos. Las personas mayores, con frecuencia debido al deterioro de su memoria a corto plazo, suelen contar historias una y otra vez. Escucharlos, les ayuda a sentir su importancia y valía.

 

En Transforma tu Estrés nos interesa tu salud y la de los tuyos, contáctanos

 

Fuente: Stress relief tips for older adults, Harvard Health Publications

Bailar reduce el estrés laboral

Bailar reduce el estrés laboral

La danza ha dejado de ser una actividad puramente artística. Desde hace algunas décadas, se sabe de su uso en diversos ámbitos como el de la salud mental, la medicina, la educación, y como parte de programas de prevención de la salud.

 

Moverse, resulta una actividad fundamental en ambientes de trabajo en donde la mayor parte del tiempo permanecemos sentados. De ahí que las organizaciones como parte de los programas de salud y bienestar – wellness – empiecen de manera reciente a incorporar programas de actividad física entre ellos, pausas activas y gimnasia laboral.

 

En particular la danzaterapia, es un modelo que integra aspectos educativos como terapéuticos que puede ser aplicada en el tratamiento y prevención del estrés, a través de técnicas de exploración e investigación del cuerpo así como de movimiento, que ayuden a las personas a contrarrestar los efectos negativos del estrés así como a las organizaciones a disminuir los costos asociados al estrés y el sedentarismo.

 

Lee Mejorar tu postura para reducir el estrés y alcanzar el éxito

 

Dentro de los antecedentes de la danzaterapia empleada en distintas poblaciones están la Dance/Movement Therapy la cual surge en la década de los 40s en los Estados Unidos. La pionera de este movimiento Marian Chace inicia este trabajo con pacientes psicóticos.

 

Un par de décadas después la American Dance Therapy Association reconoce a la danza como un tratamiento efectivo para tratar distintas discapacidades médicas, sociales, físicas o psicológicas. En esos años (60s) surge también la danza moderna, la que a diferencia de la danza clásica busca el encuentro con la espontaneidad y autenticidad de la expresión y conciencia corporal. Rudolf Laban, pionero en la investigación del movimiento es el primero en observar los patrones de movimiento en las personas con algún tipo de discapacidad física o mental.

 

En lo que se refiere a la aplicación de la danza o la danzaterapia al manejo de estrés, no existen como tales, programas basados en América Latina, sin embargo sistemas como Biodanza entre otros, buscan integrar la mente y el cuerpo por medio de la música, el movimiento y la expresión de emociones. Otros movimientos como el Psicoballet en Cuba o la Danza Terapéutica de Maria Fux tienen objetivos similares.

 

Lee Terapia en Movimiento: qué es y cómo funciona

 

Con base en lo anterior, se realizó un estudio para evaluar el efecto que tiene la danza en el control del estrés en adultos laboralmente activos. Para ello, se dividió una muestra de 30 participantes entre los 25 y 48 años en tres grupos:

 

  • Al primero se le asignó a un programa de danza terapéutica de 14 semanas, cuyas sesiones eran de hora y media; este grupo practicó además otro tipo de actividad física tres veces por semana
  • Los segundos realizaron una actividad física distinta a la danza (gimnasio)
  • Por último, el tercer grupo no realizó ninguna actividad (sedentarios)

 

En forma previa, se evaluó los niveles de estrés de los participantes mediante dos instrumentos: uno que diagnostica el estrés, desde una perspectiva global de la organización, mostrando los estresores organizacionales y grupales combinados con los individuales; el segundo es un test de autovaloración, y está enfocado a determinar los signos y síntomas que reflejan la cantidad de estrés que enfrenta la persona. Se realizaron además dos controles: uno inicial antes de la aplicación del programa de danza terapéutica y otro final.

 

Lee Quieres tener un mejor cerebro? Baila

 

De acuerdo a la investigadora, el programa de danza terapéutica disminuyó los niveles de estrés en relación a:

 

  1. Falta de claridad sobre los objetivos, hubo una reducción del 36.4 al 27.3%
  2. Conflicto de roles disminuyó de 54.5 a 36.4%
  3. Sobrecarga de trabajo* disminuyó de 54.5 a 45.5%
  4. Tener responsabilidad sobre otros también disminuyó de 54.5 a 45.5%
  5. Influencia del líder y respaldo de grupo disminuyó del 18.2 al 9.1%
  6. Sensación de poco descanso disminuyó de 55 a 9.09%
  7. Sobresaltarse disminuyó del 27.27 al 9.09%
  8. Impaciencia e irritabilidad pasó del 54.55 al 27.27%
  9. Mantenimiento de una postura tensa y encorvada pasó del 63.64 al 36.36%
  10. Síntomas físicos asociados al estrés como dolores de cabeza, afecciones de la piel, indigestión, tartamudeo, asma, estreñimiento y dolor menstrual agudo disminuyó de 63.64 a 36.36%

 

Otros resultados arrojados por el programa fueron:

 

  • Reforzamiento de la autoestima
  • Mejoramiento de la comunicación no solo verbal sino también corporal y gestual
  • Canalización de las tensiones generadas por las relaciones conflictivas en el trabajo
  • Mayor empatía y tolerancia

 

Lee 7 cosas que puedes hacer para desestresarte este fin de semana 

 

La sobrecarga de trabajo, de acuerdo a los argumentos que soportan esta investigación, puede producir conductas no deseables para los individuos y las organizaciones: insatisfacción con el trabajo, excesiva tensión, disminución de la autoestima, sensación de amenaza, altos niveles de colesterol, pulso acelerado, resistencia de la piel (sudoración) y aumento en el consumo de tabaco.

 

Cabe señalar que estos resultados fueron para el primer grupo – danza terapéutica – pero no así para el grupo que realizó actividad física ni el grupo sedentario, cuyos niveles de estrés se mantuvieron en niveles altos, lo cual de acuerdo a esta investigación, resulta preocupante debido a las implicaciones para la salud de los individuos y los costos para las organizaciones.

 

Conoce nuestro programa de Danza Empresarial y descubre lo que la danza y el movimiento pueden hacer por ti y tu organización

Referencia: EFECTOS DE LA DANZA TERAPÉUTICA EN EL CONTROL DEL ESTRÉS LABORAL EN ADULTOS ENTRE 25 Y 50 AÑOS Revista Hacia la Promoción de la salud 2011, 16 (1)

 

Estresado o deprimido? Aprende a evitar la rumiación

Estresado o deprimido? Aprende a evitar la rumiación

Nuestros pensamientos pueden ser una fuente de estrés muy importante. Darle vueltas a la misma situación una y otra vez o anticipar una situación negativa o incluso catastrófica, puede hacer que nuestra frecuencia cardiaca aumente, experimentemos dificultad para respirar, empecemos a sudar y otras señales de estrés en nuestro cuerpo.

 

Lee Qué es el Biofeedback y cómo ayuda a controlar el estrés 

 

En el largo plazo, estos signos de estrés provocan cambios tanto en nuestra fisiología como en nuestro estado de ánimo y conducta. Se sabe por ejemplo, que el estrés crónico puede conducir a la depresión pues también provoca cambios a nivel cerebral. De ahí la importancia que tiene aprender a controlar nuestros pensamientos.

 

Lee 10 cosas que quizá no sabías acerca de la depresión 

 

Qué es la rumiación

 

La rumiación es una de las formas más pervasivas de pensamiento, y consiste precisamente en darle vueltas una y otra vez a una o varias situaciones que se convierten en el foco de nuestra atención.

 

El origen de esta palabra proviene de la forma en que ciertos animales, por ejemplo las vacas, comen, almacenando la comida parcialmente digerida en una parte de su estómago – preestómago – llamado rumen, para volver a ella después y seguirla masticando lentamente.

 

A diferencia de estos mamíferos para los que rumiar puede ayudarles a digerir mejor la comida, para los seres humanos, rumiar acerca de algo no nos ayuda a procesarlo de mejor manera y por el contrario, puede alimentar y prolongar los pensamientos de tipo depresivo. De hecho, la rumiación puede contribuir a la depresión de diferentes maneras:

 

  • Las personas que rumian tienden a enfocarse en lo negativo, tanto en la manera de recordar los eventos del pasado como en su percepción de los eventos actuales. También con frecuencia, suelen ver el futuro de forma negativa. Este tipo de pensamientos afecta sus emociones, haciéndoles sentir más deprimidos acerca de sus vidas.
  • La rumiación afecta nuestra capacidad para resolver problemas, porque crea sentimientos negativos los cuales nublan nuestro juicio. Incluso aún cuando pudiéramos encontrar la solución a un problema, la rumiación nos crea sentimientos de duda, los cuales nos impiden llevar a cabo nuestros planes.
  • La rumiación disminuye nuestra motivación para mejorar nuestra situación, porque al final es un proceso mental que demanda mucha energía.
  • Por último, nos aleja del apoyo de los demás, debido a nuestra incapacidad para ver hacia adelante y pensar que nuestros problemas tienen solución, lo cual también puede ser frustrante y desgastante para quienes nos rodean.

 

Hoy día, la terapia cognitivo conductual y la medicación resultan el tratamiento por excelencia para reducir la ansiedad y la depresión. En la terapia cognitivo conductual, los pacientes analizan el contenido de sus pensamientos para determinar su validez y lo someten a una “prueba de realidad”. La terapia metacognitiva por su parte, se enfoca en reducir el proceso rumiativo.

 

Lee Un tipo de sangre podría determinar la efectividad de un antidepresivo 

 

Aprender a manejar la rumiación parece ser clave en el tratamiento de la depresión. Así lo demostraron investigadores del departamento de Psicología de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) quienes mostraron en su estudio que aprender a reducir la ruminación resulta de gran utilidad para pacientes con síntomas depresivos.

 

Los pacientes involucrados en el estudio fueron tratados en un periodo de diez semanas. Después de seis meses, 80 por ciento de ellos habían logrado una recuperación completa de su diagnóstico de depresión.

 

La ansiedad y la depresión, señala uno de los investigadores, dan lugar a pensamientos negativos difíciles y dolorosos. Muchos pacientes piensan sobre sus errores, fracasos pasados ​​u otros pensamientos negativos.

 

La terapia metacognitiva aborda los procesos de pensamiento, más que el contenido del pensamiento.

 

Los pacientes con depresión “piensan demasiado”. A esto le llamamos rumia depresiva. En lugar de rumiar tanto sobre los pensamientos negativos, la terapia metacognitiva ayuda a los pacientes a reducir los procesos de pensamiento negativo y ponerlos bajo control. Al tomar conciencia de lo que sucede cuando comienzan a rumiar, los pacientes aprenden a tomar el control de sus propios pensamientos.

 

De acuerdo a este investigador, los pacientes fueron gratamente sorprendidos por este tipo de tratamiento ya que pensaban que tenían que hablar de todos sus problemas para llegar al fondo de ellos, pero “en lugar de ello tratamos de descubrir como su mente y proceso de pensamiento funciona”

 

No puedes controlar lo que piensas, pero puedes controlar cómo respondes a lo que piensas.

 

El investigador apunta al hecho de que en diversos estudios sobre depresión previos no utilizaron ningún grupo de control. Puesto que la depresión a menudo se resuelve con el tiempo, la falta de un grupo control hace difícil saber si un tratamiento fue exitoso, o si la depresión se resolvió naturalmente.

 

Una gran cantidad de tratamiento de la depresión dominante muestra una alta tasa de recurrencia. De 100 pacientes, la mitad recaen después de un año, y después de dos años, 75 de los 100 sufren una recaída.

 

“La tasa de recaída en nuestro estudio es mucho menor. Sólo un pequeño porcentaje sufrió una recaída depresiva “, dice.

 

Podría convertirse en el tratamiento estándar

 

La Universidad de Manchester en Inglaterra ha desarrollado el enfoque de la terapia metacognitiva en los últimos 20 años, como una forma de terapia cognitiva. Estudios más pequeños en esta universidad han demostrado que el tratamiento ha tenido gran eficacia en el tratamiento de la depresión. Un estudio similar, que pronto se publicará en Dinamarca, ha mostrado los mismos resultados positivos.

 

Los investigadores esperan que la terapia metacognitiva se convierta en la forma más común de tratar la depresión en Noruega.

 

“Cuando las pautas nacionales para el tratamiento de la depresión cambiaron hace cinco o seis años”, dice “la terapia metacognitiva no había sido probado empíricamente”. Dado los resultados de los estudios,  los investigadores recomiendan que los profesionales en el campo consideren esta forma de terapia como la primera opción para tratar la depresión en personas que sufren de este trastorno mental.

 

En Transforma tu estrés consideramos que la salud es un factor clave para el logro de tus objetivos y ponemos a tu disposición distintas herramientas para ayudarte. Contáctanos

 

 

 

Referencias:

What Is Rumination and How Can You Avoid It?

Tackling Depression By Changing the Way You Think

 

 

7 cosas que puedes hacer para desestresarte este fin de semana

7 cosas que puedes hacer para desestresarte este fin de semana

Una vida sin estrés sería bastante aburrida.  El estrés por sí mismo no es malo,  lo malo es estar todo el tiempo estresados. A esto se le conoce como estrés crónico, y este es un factor que puede afectar de manera seria nuestra salud.

 

El estrés crónico se manifiesta de muchas maneras. Puede contribuir a problemas físicos, mentales y emocionales, como malestares, la incapacidad para concentrarnos y/o relajarnos, así como a estados ansiosos y depresivos. Desafortunadamente, muchas personas toman acciones sobre esta situación una vez que empiezan a manifestarse los síntomas y no de forma preventiva.

 

Lee 7 cosas extrañas que puede hacer el estrés en tu cuerpo

 

Por lo anterior, es importante que desde temprana edad, tomemos conciencia de la importancia de aprender a “subir y bajar el switch”, es decir, que podamos saber cuándo es bueno un poco de estrés y cuando no lo es. A esto se le conoce como autorregulación.

 

El ritmo acelerado de vida es una de las causas por las cuales se nos olvida hacer uso de este importante recurso. De ahí que el fin de semana pueda ser un buen momento para practicar algunos hábitos y estrategias que nos permitan mantenernos saludables y productivos. La idea es que puedas empezar a practicarlas este fin de semana, para después incorporarlas a tu vida diaria, y hacerlas parte de tu estilo de vida.

 

Aquí nuestras recomendaciones:

 

1. Desconéctate. Evita trabajar el fin de semana, o si requieres hacerlo ponte una hora límite, y cierra la computadora. Apaga tu celular. Esta medida el resto de la semana debes aplicarla al menos una hora antes de ir a dormir, ya que los aparatos electrónicos emiten una luz que impide el descanso.

 

2. Come bien. Si entre semana “medio” comiste, no quiere decir que comas hasta las últimas consecuencias, sino que te sientes a la mesa, comas tranquila y balanceadamente y disfrutes la comida. En estos momentos, puedes practicar la técnica de atención plena.

 

Lee Vivir en el presente con atención plena (Mindfulness)

 

3. Sal a caminar, a andar en bicicleta o a jugar con tus hijos al parque. Aunque se trata de descansar, un poco de aire y el contacto con la naturaleza te revitalizarán, sobre todo si pasas toda la semana encerrado en una oficina.

 

Lee Vivir en áreas verdes podría mejorar la salud mental de las mujeres

 

4. Duerme. No te desveles demasiado pero tampoco pases todo el fin de semana durmiendo. Las horas de sueño no se recuperan, y si pretendes hacerlo, desestabilizas aún más los patrones sueño-vigilia.

 

Lee Dormir o no dormir, ese es el dilema

 

5. Si te reúnes con amigos, consume alcohol moderadamente y evita el cigarro. Una o dos copas no más. Evita las reuniones donde fumen. El humo de cigarro aún el de segunda mano tiene graves riesgos para tu salud y contrario a lo que piensas, NO te relaja.

 

6. Practica la respiración. Este es un recurso muy poderoso para autorregularte. La respiración que nos ayuda a relajarnos, es una respiración profunda y lenta, desde el diafragma, que es cualitativamente distinta a la que utilizamos cuando estamos estresados (respiración torácica) . Poner atención a tu respiración es de hecho una forma de meditación.

 

Lee Qué es y para qué sirve la respiración diafragmática

 

7. Practica un hobbie. Realizar actividades distintas a las que solemos hacer en el resto de la semana, es también una buena forma de mantener a tu cerebro en forma: puede ser leer un libro, ir al cine, realizar una actividad manual como la jardinería o la cocina, tocar un instrumento o bailar. No importa que tan bien lo hagas, el objetivo es distraerte de las preocupaciones diarias.

 

Lee Quieres tener un mejor cerebro? Baila

 

En Transforma tu estres nos interesa que estés bien toda la semana! Contáctanos y recibe más información de nuestros servicios y programas

 

Mejorar tu postura para reducir el estrés y alcanzar el éxito

Mejorar tu postura para reducir el estrés y alcanzar el éxito

Nuestra postura corporal puede tener un impacto significativo en nuestra forma de pensar, sentir e interactuar con los demás. De la misma forma que al estar bajo estrés nuestros músculos se tensan y podemos encorvarnos debido a la tensión o al dolor, de manera inversa podemos también disminuir nuestro nivel de estrés y aumentar nuestro bienestar y probabilidades de éxito si ponemos atención a nuestro lenguaje y postura corporal.

 

La psicóloga e investigadora de Harvard, Amy Cuddy con un par de colegas decidieron probar si el comportamiento no verbal de una persona antes de una evaluación podía mejorar el desempeño en la tarea evaluada, específicamente una entrevista de trabajo.

 

En este tipo de situaciones, muchas personas se encogen en sus sillas y presionan sobre sus teléfonos, adoptando posturas no verbales que pueden hacer que se sientan aún más impotentes (Carney, Cuddy y Yap, 2010) Pero que pasaría, se preguntó Cuddy si por el contrario las personas se estirarán y ocuparan más espacio?

 

Tanto para humanos como para primates no humanos, las posturas abiertas reflejan alto poder, mientras que las posturas contraídas o cerradas reflejan bajo poder. Pero no solo lo “reflejan” sino que en realidad lo “producen”: de acuerdo a diversas investigaciones adoptar poses de “alto poder” aumenta los sentimientos implícitos y explícitos de poder y dominación, la toma de riesgos, la orientación a la acción, la tolerancia al dolor y los niveles de testosterona, al mismo tiempo que reduce el estrés, la ansiedad y el cortisol.

 

Lee Cómo evitar que el estrés y el cortisol afecten tu cerebro

 

La adquisición de poder hace que los individuos se sientan más positivos, en control, y optimistas sobre el futuro, así como orientados a sus objetivos y con mayores probabilidades de tomar acción, permitiéndoles liberarse de las restricciones psicológicas para alcanzar su potencial.

 

Adoptar una pose de poder es una forma sutil de sentirse más poderoso

 

El objetivo de su investigación era probar si la postura corporal antes de una situación de evaluación -entrevista de trabajo – podía mejorar el desempeño de la persona en la misma, tratando de encontrar el mecanismo subyacente mediante dos posibles mediadores: la calidad del ‘speech’ como de la presentación.

 

Por Calidad del Speech entendieron el grado en que el mismo era inteligente, claro y bien estructurado e influía en las evaluaciones de los entrevistadores. Por Calidad de la Presentación entendieron el grado en que la presentación del speech era entusiasta, generaba confianza y era cautivadora para los entrevistadores. Partiendo de que la postura o pose podía mejorar ambas, reduciendo el estrés, la ansiedad y otras emociones negativas en una situación de evaluación y hacer presumiblemente la presentación de una persona más entusiasta, cautivadora y convincente.

 

Lee 10 razones por las que las personas optimistas consiguen empleo

 

De acuerdo a ésta y otras investigaciones el Perfil Hormonal de los líderes efectivos – altos niveles de testosterona y bajos niveles de cortisol – , está asociado a una disminución de los niveles de estrés, aumento en la sensación o sentido de control, así como un aumento en el compromiso y ejecución de tareas competitivas y en él, la postura podría jugar un importante rol.

 

Para este experimento, se reclutó a estudiantes de la Universidad de Columbia a los cuales se  adoptaron diversas posturas: expansivas, abiertas – poses de alto poder -, contraídas o cerradas – poses de bajo poder – y luego prepararon y pronunciaron un discurso a dos evaluadores como parte de una entrevista de trabajo simulada. Mientras posaban, se les pidió que observaran una presentación de fotos en la computadora y se les preguntó su opinión acerca de la gente que aparecía en las fotografías.

 

Posteriormente se les pidió que se imaginaran en una entrevista para su trabajo ideal y prepararan un speech de cinco minutos detallando sus fortalezas, aptitudes y la razón por la cual debían ser elegidos. Para reforzar su “poder”, se les pidió mantuvieran la pose durante cinco minutos. Tanto la preparación como la ejecución fueron videograbados. Al terminar, se pidió a los participantes que contestaran un cuestionario de tres ítems en el que se les preguntaba qué tan dominantes, en control y poderosos se sentían en una escala de 1 a 5.

 

Después del análisis estadístico, Cuddy y sus colegas demostraron que la postura o pose durante la preparación de la entrevista afectó la calidad de su presentación e influyó en las evaluaciones de los ‘jueces’ y la decisión de ‘contratación’. Quienes adoptaron las poses de alto poder versus quienes adoptaron las de bajo poder, parecieron mantener mejor la compostura, proyectaron más confianza y su presentación fue más cautivadora y entusiasta lo que los condujo a evaluaciones de desempeño más altas.

 

Este experimento demuestra que la conducta no verbal antes de una interacción también puede influir en cómo un perceptor evalúa y responde al actor, incluso cuando el perceptor no ha observado la presentación real no verbal. Investigaciones previas sugieren también que sonreír, hacer ademanes, asentir e inclinarse hacia delante durante una entrevista aumentan la probabilidad de que una persona sea seleccionada.

 

Conoce nuestro programa 7 habilidades para el bienestar en el que además de la conciencia corporal trabajamos otras 6 habilidades indispensables para mejorar tu desempeño en el trabajo y tu vida personal. 

 

Fuente:

Cuddy, Amy J.C., Caroline A. Wilmuth, and Dana R. Carney. “The Benefit of Power Posing Before a High-Stakes Social Evaluation.” Harvard Business School Working Paper, No. 13-027, September 2012.