Electroterapia Craneal -Craneoestimulación- qué es y para qué sirve

Electroterapia Craneal -Craneoestimulación- qué es y para qué sirve

 

Dentro de las alternativas al tratamiento de la ansiedad, la depresión y los problemas de sueño –insomnio- la Electroterapia Craneal o Craneoestimulación es una técnica utilizada para regular la actividad cerebral que involucra una microcorriente eléctrica. A diferencia de la Estimulación Neuroeléctrica o TENS, esta técnica conocida como CES (Craneo-electrostimulation) genera una corriente mucho más débil y en la mayoría de los casos imperceptible para la persona.

 

Cómo se lleva a cabo

 

Los dispositivos disponibles en el mercado utilizan dos pequeños electrodos que se colocan a ambos lados de la cabeza, usualmente dos clips sujetos a los lóbulos de las orejas, aunque existen algunas variaciones en su colocación. El tiempo promedio que utiliza el dispositivo una persona va de los 20 minutos hasta una hora por vez, en estado de reposo o actividades que no involucren actividad física intensa.

 

Cómo funciona

 

Se cree que la Craneoestimulación ejerce acción directa en el cerebro vía diversas estructuras como el tallo cerebral, el sistema límbico, el hipotálamo entre otras, mediante las cuales se estimula la producción de neurotransmisores y el funcionamiento de las redes neuronales.

 

De donde surge

 

Los antecedentes de la Craneoestimulación datan de la época en la que se utilizaban los “choques” o descargas eléctricas para tratar a las personas con melancolía, depresión y epilepsia. Sobra decir que estos métodos rudimentarios e incluso los mismos TENS han quedado atrás, y como se señaló anteriormente, esta técnica genera una microcorriente imperceptible para la persona.

 

Terapia para el Sueño

 

La Craneoestimulación moderna o CES fue utilizada y estudiada originalmente para tratar el INSOMNIO, y fue llamada Terapia de Electro-Sueño. Fue a mediados del siglo pasado, que en Rusia se expandió la investigación al tratamiento de la ansiedad y otras alteraciones del sueño.

 

Estado actual

 

Hoy existen alrededor de 40 dispositivos los que se comercializan principalmente en los Estados Unidos, Canadá y Europa y existen alrededor de 200 artículos publicados investigando los efectos de esta terapia en diversos casos, los cuales incluyen mejora de los síntomas de abstinencia y funcionamiento cognitivo en personas alcohólicas en recuperación y consumidoras de otro tipo de sustancias.

 

Agencias regulatorias como la FDA reconoce y ha aprobado el uso de estos dispositivos para tratar la ansiedad, la depresión y el sueño por su efecto serotoninérgico pero no para tratar el dolor, aunque su efecto y eficacia también ha sido bien documentado.

 

CES para el tratamiento de la depresión

 

Los estudios actuales de la depresión han indicado una relación entre la depresión y la hiperactivación del área del cerebro conocida como corteza prefrontal ventromedial así como la hipoactivación de otra área llamada corteza prefrontal dorsolateral. Asimismo, se cree que bajos niveles de serotonina, norepinefrina y dopamina, neurotransmisores que regulan nuestro estado de ánimo y deficiencias nutricionales específicas como el magnesio, juegan un papel importante en esta enfermedad.

 

A través de un meta-análisis el cual comparó el uso de antidepresivos con la Craneoestimulación, encontró que esta última no generó efectos secundarios propios de los primeros, que incluían  interrupción de las funciones metabólicas del hígado, interacciones con otros medicamentos e incremento de los pensamientos y conductas asociados a la ideación suicida.

 

Resultados similares han sido observados en otras áreas de investigación, por lo que no habría que desestimar su efecto y uso.

 

En Transforma tu Estrés estamos a la vanguardia en procedimientos para ayudarte a sentir al máximo, consúltanos.

 

 

Fuente: Two Earclips, Wires, a Little Box and Presto – the Wonderful World of Cranio-electro Stimulation

 

 

¿Conoces tu nivel de estrés?

¿Conoces tu nivel de estrés?

Preguntarle a una persona si está estresada es un método relativamente confiable para saber sobre su nivel de estrés; sin embargo, cuando esa persona se encuentra en su trabajo, su respuesta puede estar influída por diversos factores: algunas personas consideran que aceptarse estresadas, es equivalente a aceptar que no pueden con la carga de trabajo, etc.

Por supuesto es importante la percepción que tenemos de nuestro propio nivel de estrés; pero en la actualidad existen herramientas que nos pueden proporcionar información más fidedigna acerca del nivel de estrés de una persona. Una de estas herramientas es el Perfil de Estrés.

Qué es un Perfil de Estrés

Un perfil de estrés es una herramienta que mide el nivel de estrés fisiológico de la persona. Recordemos que la respuesta de estrés antes que nada es una respuesta de tipo fisiológico, es decir que cuando estamos en estado de tensión, existen ciertas variables características, que son:

  • Aceleración de la respiración
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Aumento de la sudoración
  • Aumento de la tensión muscular
  • Disminución de la temperatura periférica

Estas funciones están reguladas por el sistema nervioso “autónomo”, del cual se desprenden dos ramas importantes: el sistema simpático y el sistema parasimpático. El primero de ellos, entra en funcionamiento ante las situaciones que nos generan estrés y da como resultado los cambios antes mencionados.

Dichos cambios son detectados por medio de la colocación de sensores en distintas partes del cuerpo, principalmente dedos de las manos, tórax y músculos de la frente, espalda o antebrazos. Estos sensores registran la actividad eléctrica del sistema nervioso, la cual es codificada y traducida a una señal que puede ser vista a través de un monitor.

 

Perfil de estrés

 

La aplicación de un Perfil de Estrés consta de distintas fases, en las cuales, la persona que es evaluada y el profesional, pueden registrar y observar los cambios que ocurren en la fisiología de la persona evaluada.

Para qué sirve

El Perfil de Estrés es de gran valor como herramienta diagnóstica, pues permite identificar:

  • Cómo responde la persona ante distintas situaciones de estrés
  • Qué tipo de situaciones son las que activan o provocan una respuesta de estrés
  • Qué modalidades o variables se activan con mayor facilidad, es decir, cuáles variables son más vulnerables
  • Qué modalidades o variables son más resistentes, es decir, son menos vulnerables ante situaciones de estrés
  • Cuál es su capacidad de recuperación posterior a un evento estresante

Contar con un Perfil de Estrés nos permite además identificar cuales son las variables que pueden ser entrenadas, además de contar con una referencia para evaluar los resultados del entrenamiento. Cuando desconocemos los valores iniciales, es difícil cuantificar los avances y logros, por lo que tener una evaluación pre-entrenamiento es clave.

Recordemos que cada persona es única y responde de manera diferente ante las situaciones de estrés. Mientras que algunas personas despliegan una amplia gama de respuestas ante las situaciones que les provocan estrés, otras presentan un número reducido de éstas. Identificar en cada caso el tipo e intensidad de respuesta, es clave para iniciar el entrenamiento que corresponda a las necesidades de la persona.

 

Lo que se puede medir, se puede mejorar.

 

Si quieres conocer tu nivel de estrés, contáctanos. En Transforma tu Estrés utilizamos las mejores herramientas para ayudarte.

 

Imagen: © Dana Bartekoske Heinemann | Dreamstime Stock Photos

 

Qué es el biofeedback y cómo ayuda a controlar el estrés

Qué es el biofeedback y cómo ayuda a controlar el estrés

 Imagina que te encuentras en una discusión importante, o que recibes una llamada o un mensaje para el cual todavía no estás preparado para dar una respuesta. O que te acaban de chocar tu automóvil. Automáticamente, puedes sentir como aumenta tu frecuencia cardiaca (en situaciones extremas como una taquicardia), empiezas a sudar, puedes sentir dificultad para respirar y tensión en alguna parte de tu cuerpo.

 Estas reacciones de las cuales puedes estar o no consciente, forman parte de la respuesta de estrés.

En realidad, la gravedad de estos síntomas no se relaciona con el hecho de que los experimentes en un momento en particular, sino que en el largo plazo, estos mecanismos que se disparan una y otra vez traen consigo importantes complicaciones y cuadros tales como enfermedades cardiovasculares, infartos, cefaleas y dolor crónico, entre otras.
Para ilustrar los efectos del estrés en tu cuerpo, imagina un automóvil o equipo de cómputo encendido día y noche. En el caso del auto, el combustible se agota, lo mismo que la batería (esto último le ocurrirá también a tu equipo de cómputo). A la larga, el rendimiento de estos equipos será menor. Lo mismo te ocurre cuando te encuentras bajo estrés crónico o permanente.
Un problema adicional con el estrés, es que muchas personas no están conscientes de cuan estresadas pueden estar. Normalmente este “darse cuenta” sucede cuando el “automóvil empieza a fallar”, cuando su cuerpo y su mente empiezan a mostrar signos de desgaste, cuando piensan que “quizá sea el estrés”.

Para controlar el estrés, el primer paso es darse cuenta y después aprender a controlar.

Qué es y para qué sirve

  • El Biofeedback (o Biorretroalimentación) es una herramienta que permite a las personas  aprender no solo a identificar los signos propios de la respuesta de estrés, como el aumento del ritmo cardiaco, la sudoración o la tensión muscular, sino también aprender como controlarlas mediante el uso de estrategias que le ayudan a modificar sus estados mentales y con ello, a lograr cambios en su fisiología.
  • El Biofeedback, se basa en la evidencia empírica de que la mente y el cuerpo están interconectados. Esto significa que si la persona es capaz de reconocer y controlar las emociones que dañan a su cuerpo, también puede controlar los procesos de su cuerpo afectados por el estrés.
  • Una de las mayores ventajas del Biofeedback, es que es la persona misma, utilizando sus propios recursos, quien logra modificar sus propios patrones, sin hacer uso de medicamentos u otro tipo de tratamientos. No genera efectos secundarios adversos.

Cómo funciona

  • El Biofeedback, hace las veces de un espejo, a través del cual la persona se “observa” o hace conscientes algunos de los procesos de su fisiología de los cuales no está normalmente consciente.
  • El entrenamiento con Biofeedback se da mediante la retroalimentación visual o auditiva. Por ejemplo, cuando la persona está relajada, el equipo muestra una luz verde, un sonido brillante o una señal para recompensarlo. Eso es lo que los psicólogos llamamos condicionamiento.  Pero, si la persona se estresa, la luz se pone roja, y el sonido se torna grave. Esta es una señal para la persona y el profesional, para hablar sobre los pensamientos y las emociones que están produciendo esos cambios.
  • Una vez que la persona ha aprendido a controlar su fisiología, puede emplear dichas Estrategias en cualquier momento: en medio de una junta, del tráfico, o antes de ir a dormir. Las habilidades adquiridas mediante el uso del Biofeedback pueden ser transferidas a cualquier situación que la persona desee.

Por donde iniciar

  • Dependiendo de la evaluación inicial (Stress Assessment o Perfil de Estrés),  el entrenamiento puede orientarse, a disminuir la tensión muscular característica de las personas sometidas a estrés constante, la cual se manifiesta comúnmente en dolores de espalda, cefaleas, migrañas, etc; a enseñar a la persona a elevar su temperatura y controlar la sudoración excesiva, otros signos comunes de estrés, e incluso a controlar la motilidad o movimiento intestinal.
  • Con frecuencia, el entrenamiento en Biofeedback suele iniciar enseñando a las personas a respirar adecuadamente, algo que para algunos puede resultar obvio y natural, no lo es.  Respirar profunda y lentamente es una de las técnicas más utilizadas para el control de estrés, pero es necesario que la persona aprenda a hacerlo correctamente.
  • Mas adelante, si la persona aprende a sincronizar su respiración con su frecuencia cardiaca y más específicamente, con la variabilidad de su ritmo cardíaco, entra en un estado denominado Coherencia Fisiológica, que es un estado de armonía para el cuerpo. En la actualidad, la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca, es uno de los indicadores que ha despertado gran interés pues se considera predictor de salud cardiovascular, entre otros.
  • Una vez que la persona ha aprendido a controlar el estrés, el siguiente paso consiste en potenciar su desempeño – Peak Performance-. Esta es una opción que utilizan los ejecutivos de negocios y deportistas de alto rendimiento.

Otros beneficios

 El Biofeedback ha demostrado un elevado nivel de efectividad para el tratamiento de diferentes trastornos entre ellos los de ansiedad y el trastorno por estrés postraumático, depresión y el déficit de atención, entre otros.

En Transforma tu estrés ponemos éstas y otras herramientas para controlar el estrés y mejorar tu salud y rendimiento a tu disposición, contáctanos!