Los niños y adolescentes no están exentos de sufrir estrés, ansiedad y otro tipo de trastornos emocionales, y tanto padres como maestros deben saber cómo manejarlo.

 

QUE ES LA ANSIEDAD

La ansiedad es una emoción normal que se experimenta en situaciones en las que el sujeto se siente amenazado por un peligro externo o interno, lo cual contribuye al desarrollo y a la supervivencia.

 

Se vuelve anormal o problemática cuando es demasiado fuerte  o prolongada para la situación que la desencadena, tornándose en una sensación desagradable caracterizada por temor y síntomas físicos, que puede aparecer incluso sin el estímulo presente y dura 6 meses o más.

 

Es importante comentar que se presenta en un 5.6 a 21% de la población, con mayor frecuencia en el sexo femenino, tendiendo a aumentar con la edad.

 

EXISTEN DIFERENTES PROBLEMAS DE ANSIEDAD

 

  • Fobias

La fobia se puede definir como un temor exagerado e irracional a algún objeto o situación determinada, como a las arañas, lugares cerrados o abiertos, hablar en público.

 

  • Ataques de pánico

Presencia inesperada y repentina de terror intenso, palpitaciones, sudoración, falta de aire, dolor o malestar en el pecho, sensación de mareo o desmayo, miedo a perder el control o volverse loco, etc., Siendo de mencionar que se puede presentar con o sin agorafobia que se refiere al temor a encontrarse en lugares donde escapar puede resultar difícil o donde se puede presentar un ataque de pánico, por lo que se tiende a evitar dichas situaciones.

 

  • Angustia de separación

Ansiedad por la separación de las personas cercanas, que no corresponde a la etapa de desarrollo, dentro de esta experimentan preocupación por la seguridad y salud de sus seres cercanos, miedo a que algo terrible los separe, etc.

 

  • Angustia generalizada

Es una preocupación excesiva y constante por diversas situaciones de la vida cotidiana, que lo puede llevar a mostrar fatiga, mal humor, berrinches ante situaciones peligrosas o inseguras, etc.

 

  • Estrés postraumático

En este problema los síntomas son similares a los que presenta un adulto como son experimentar de forma invasiva el suceso traumático a través del pensamiento, recuerdos o sueños, reexperimentación en la fantasía de la situación tratando de buscar formas de haberlo modificado, evitado o de haber protegido a otros, los juegos incluyen aspectos de la experiencia, lo que puede llegar a provocar que este no sea normal.

 

  • Trastorno Obsesivo – Compulsivo

Es un problema en el que se presentan obsesiones que se definen como ideas intrusivas, difíciles de controlar y que provocan malestar, para disminuirlo se realizan compulsiones que a su vez se definen como una necesidad de acción o pensamiento con el objeto de aliviar o impedir que algo malo suceda, en la infancia las más frecuentes son el lavado constante de las manos, necesidad de checar o contar y rituales a la hora de dormir, entre muchas otras

 

¿COMO AYUDAR A UN NIÑO O ADOLESCENTE CON ANSIEDAD?

 Lo primero y más importante a hacer es buscar ayuda con un médico especialista, para un diagnóstico certero, en el que  además se establezca la causa del problema.

 

El especialista también indicara los estudios necesarios para confirmar el diagnóstico así como para descartar causas físicas que pudieran estar ocasionando los síntomas, como son estudios de laboratorio, electroencefalograma, etc.

 

El tratamiento como tal debe ser indicado por el especialista. Son muy útiles las técnicas de relajación, el control del estrés y la terapia emocional tanto individual, como grupal o bien familiar, todo ello de acuerdo a la sintomatología que presente y la etapa de desarrollo en que se encuentre cada niño. En ocasiones, los medicamentos pueden ayudar a manejar los síntomas, sin embargo, y dado el número creciente de medicamentos prescritos a esta edad, éstos solo deben ser prescritos y suministrados bajo estricta vigilancia y apoyados siempre por las técnicas antes mencionadas.

 

Colaboración Neuropsic. Elena Anton

 

En Transforma tu Estrés nos interesa tu bienestar y el de tu familia. Consúltanos