La pandemia por el covid19 ha puesto en pausa algunas de las actividades en el trabajo. Entre ellas, las relacionadas con la implementación de la NOM035, debido a varios factores: por un lado la suspensión de actividades no esenciales y por otro la prioridad que tiene en estos momentos el apoyo durante la emergencia sanitaria y el plan de contingencia. Las inspecciones por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social parecen también haber tomado una pausa.

 

No obstante, una vez que regresemos a la normalidad es probable que dichas inspecciones sean reanudadas y los centros de trabajo deban evidenciar el cumplimiento de las obligaciones a la fecha. A partir de octubre de 2019, todos los centros de trabajo en el territorio nacional deberían contar al menos con una política de prevención de riesgos psicosociales así como medidas de prevención en relación a dichos riesgos, la violencia laboral y el entorno organizacional favorable; asimismo, tendrán que haber realizado ya la identificación de trabajadores expuestos a acontecimientos traumáticos severos.

 

Para octubre de 2020, si es que no se anuncia un cambio al respecto, los centros de trabajo de acuerdo al número de trabajadores deberán también haber cumplido con la identificación y análisis de los factores de riesgo psicosocial y la evaluación del entorno organizacional, así como contar con un plan de acción (medidas de control) para mitigar estos riesgos. Recordemos que de acuerdo a lo establecido por la misma dependencia, no se sancionará el nivel de riesgo, sino el que el centro de trabajo no haya hecho nada al respecto.

 

Es claro que la pandemia ha cambiado la dinámica de trabajo, y algunos de los riesgos psicosociales debido a esta situación por la que atravesamos podrían incrementarse de forma importante. Algunos de estos son:

 

  • Las condiciones de trabajo. Si bien muchos trabajadores se encuentran haciéndolo desde casa, aquellos que realizan actividades esenciales tales como servicios médicos, seguridad, justicia y mantenimiento de la infraestructura entre otros, podrían verse expuestos a condiciones de trabajo inseguras y peligrosas, si el patrón no provee las medidas de seguridad y protección necesarias, o si bien el trabajador hace caso omiso de estas medidas

 

  • Las cargas de trabajo. Trabajar desde casa ha significado para muchas personas un aumento en la carga de trabajo, además de incrementar el trabajo nocturno y fines de semana, lo cual implicaría a su vez interferencia en la relación trabajo-familia. Estar en casa, no garantiza tener tiempo de calidad con la familia

 

  • La violencia laboral. La inseguridad e inestabilidad económica en estos momentos, podría provocar que los jefes ejercieran un liderazgo más coercitivo, basado en amenazas relacionadas con el incumplimiento de objetivos y tareas por realizar. Recordemos que la violencia laboral es un tipo de acoso, de carácter psicológico, que aún a la distancia se puede presentar

 

¿Qué pueden hacer las empresas y en particular los centros de trabajo durante la pandemia para garantizar el cumplimiento a las disposiciones formuladas dentro de la norma oficial?

 

  • Desde luego, es importante garantizar que las personas laboran en condiciones seguras. Es responsabilidad tanto de los patrones como de los trabajadores atender dichas medidas

 

  • Asimismo es importante revisar las cargas de trabajo y no suponer que trabajar desde casa significa la posibilidad de trabajar más. Tanto los patrones como los trabajadores deben tomar conciencia, a fin de poder dedicar tiempo a otras actividades que contribuyan al bienestar y seguridad de todos

 

  • La sensibilización de los jefes es otro elemento clave que permitirá que sus colaboradores trabajen libres de amenaza o temor a ser despedidos. El manejo de estrés pudiera ayudar a que tanto unos como otros, puedan lidiar con las amenazas presentes

 

  • Aún cuando en este momento sería poco útil aplicar las guías de referencia (cuestionarios) es muy importante dar seguimiento a las acciones emprendidas en relación a la implementación de esta norma en los centros de trabajo

 

  • Como lo han hecho algunas empresas, es momento también de reforzar el compromiso y el sentido de pertenencia a la organización, lo cual favorecerá el entorno organizacional, otro de los componentes básicos de esta norma

 

Si deseas obtener más información sobre cómo manejar los riesgos psicosociales en tu empresa durante la pandemia, contáctanos

error: Prohibida la reproducción parcial o total de este artículo
Abrir chat
¿Cómo te puedo ayudar?
Hola
¿Cómo te podemos Ayudar?