Preguntarle a una persona si está estresada es un método relativamente confiable para saber sobre su nivel de estrés; sin embargo, cuando esa persona se encuentra en su trabajo, su respuesta puede estar influída por diversos factores: algunas personas consideran que aceptarse estresadas, es equivalente a aceptar que no pueden con la carga de trabajo, etc.

Por supuesto es importante la percepción que tenemos de nuestro propio nivel de estrés; pero en la actualidad existen herramientas que nos pueden proporcionar información más fidedigna acerca del nivel de estrés de una persona. Una de estas herramientas es el Perfil de Estrés.

Qué es un Perfil de Estrés

Un perfil de estrés es una herramienta que mide el nivel de estrés fisiológico de la persona. Recordemos que la respuesta de estrés antes que nada es una respuesta de tipo fisiológico, es decir que cuando estamos en estado de tensión, existen ciertas variables características, que son:

  • Aceleración de la respiración
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Aumento de la sudoración
  • Aumento de la tensión muscular
  • Disminución de la temperatura periférica

Estas funciones están reguladas por el sistema nervioso “autónomo”, del cual se desprenden dos ramas importantes: el sistema simpático y el sistema parasimpático. El primero de ellos, entra en funcionamiento ante las situaciones que nos generan estrés y da como resultado los cambios antes mencionados.

Dichos cambios son detectados por medio de la colocación de sensores en distintas partes del cuerpo, principalmente dedos de las manos, tórax y músculos de la frente, espalda o antebrazos. Estos sensores registran la actividad eléctrica del sistema nervioso, la cual es codificada y traducida a una señal que puede ser vista a través de un monitor.

 

Perfil de estrés

 

La aplicación de un Perfil de Estrés consta de distintas fases, en las cuales, la persona que es evaluada y el profesional, pueden registrar y observar los cambios que ocurren en la fisiología de la persona evaluada.

Para qué sirve

El Perfil de Estrés es de gran valor como herramienta diagnóstica, pues permite identificar:

  • Cómo responde la persona ante distintas situaciones de estrés
  • Qué tipo de situaciones son las que activan o provocan una respuesta de estrés
  • Qué modalidades o variables se activan con mayor facilidad, es decir, cuáles variables son más vulnerables
  • Qué modalidades o variables son más resistentes, es decir, son menos vulnerables ante situaciones de estrés
  • Cuál es su capacidad de recuperación posterior a un evento estresante

Contar con un Perfil de Estrés nos permite además identificar cuales son las variables que pueden ser entrenadas, además de contar con una referencia para evaluar los resultados del entrenamiento. Cuando desconocemos los valores iniciales, es difícil cuantificar los avances y logros, por lo que tener una evaluación pre-entrenamiento es clave.

Recordemos que cada persona es única y responde de manera diferente ante las situaciones de estrés. Mientras que algunas personas despliegan una amplia gama de respuestas ante las situaciones que les provocan estrés, otras presentan un número reducido de éstas. Identificar en cada caso el tipo e intensidad de respuesta, es clave para iniciar el entrenamiento que corresponda a las necesidades de la persona.

 

Lo que se puede medir, se puede mejorar.

 

Si quieres conocer tu nivel de estrés, contáctanos. En Transforma tu Estrés utilizamos las mejores herramientas para ayudarte.

 

Imagen: © Dana Bartekoske Heinemann | Dreamstime Stock Photos